El 4 de febrero es el Día Mundial del Cáncer

El 4 de febrero es el Día Mundial del Cáncer

Campaña “Cáncer: Hablemos en Positivo” 

Un grupo de organizaciones sociales y una entidad científica promueven un nuevo léxico del cáncer para deconstruir mitos, concientizar y comunicar mejor. 

La carga violenta de las palabras por ejemplo, “batalla” o “guerra”, no van de la mano del cuidado de la salud ni ayudan al estado de ánimo del paciente.  Además, asocia el concepto del cáncer al dolor y al sufrimiento. 

Buenos Aires, febrero 2018.- En el Día Mundial del Cáncer, el 4 de febrero, un grupo de organizaciones sociales de pacientes de cáncer y una entidad científica presentan la campaña “Cáncer: Hablemos En Positivo. La importancia de las palabras”.

El objetivo es concientizar a la comunidad respecto del uso de determinadas terminologías vinculadas con el cáncer, la necesidad de instalar un nuevo léxico del cáncer para deconstruir mitos, concientizar, comunicar mejor sobre la enfermedad y, al mismo tiempo, motivar a los pacientes.

Las organizaciones que promueven esta campaña son: Fundación ACIAPO, Asociación Civil Sostén, Movimiento Ayuda Cáncer de Mama (MACMA), Fundación FUCA, Fundación TIEMPO DE VIVIR, Linfomas Argentina, Fundación AVON, Fundación Pacientes Cáncer de Pulmón, Asociación Alma, ACILCO Asociación Civil, GIST Argentina, Fundación Bomberos de Argentina y la Asociación Argentina de Oncología Clínica.

Estas organizaciones difundirán tres mensajes en la línea del cambio de léxico para hablar de cáncer:

  1. La ciencia no tiene «armas». Dispone de «herramientas».
  2. No es una «guerra» contra el cáncer. Es un recorrido a favor de la salud.
  3. El cáncer no es sinónimo de «enfermedad terminal». Siempre hay algo por hacer. 

Cómo percibe la sociedad al cáncer 

A pesar de los avances en los últimos treinta años, en términos de detección y tratamiento de la enfermedad, el cáncer es percibido por la sociedad como una de las enfermedades con mayor riesgo de vida, aun cuando existen otras igualmente riesgosas.

Afortunadamente, y contrariamente a lo que se cree, en algunos casos el cáncer se ha vuelto una enfermedad crónica.

Si bien cada caso es único, el avance de la medicina y el desarrollo de terapéuticas que controlan la enfermedad han permitido que muchos pacientes puedan llevar una vida normal siempre que continúen con los cuidados y tratamientos indicados por los profesionales de la salud.

Asimismo, la toma de conciencia respecto de la importancia de la detección temprana y la prevención a través de hábitos de vida saludable han ayudado a promover diagnósticos tempranos, lo que a su vez mejoró los niveles de curación en muchos casos.

A pesar de las mejorías en el tratamiento de la enfermedad, la gente le tiene miedo al cáncer ya que lo considera un sinónimo de muerte.

Sin dudas, el cáncer es percibido como una enfermedad letal y poco se sabe sobre estas nuevas posibilidades. De allí se desprende que los términos que generalmente se utilizan para definir el cáncer o hablar del tratamiento sean términos bélicos. ¿Quién no ha escuchado o leído “vamos a luchar contra este cáncer”, o “vamos a darle batalla al cáncer”, entre otros?

El peso de las palabras

“Frente a esta situación es que queremos invitar a la comunidad a que cambie algunas palabras que se usan habitualmente por otras con connotaciones más positivas”, dicen las organizaciones en los fundamentos de la campaña.

“Por un lado, queremos hacerlo para concientizar respecto de los avances en el tema y las grandes posibilidades de curación cuando la enfermedad es diagnosticada tempranamente, y por el otro, porque sabemos el peso que las palabras tienen”.

“Estamos convencidos de que las terminologías bélicas, lejos de generar concientización y ayudar a promover la detección temprana, asustan a las personas. No debemos tener miedo al cáncer ni a hacernos los controles médicos correspondientes.” 

“La carga violenta de las palabras -por ejemplo, “batalla” o “guerra”- relacionadas con el cáncer no van de la mano del cuidado de la salud. Tampoco ayudan al estado de ánimo del paciente.  A su vez, deteriora el concepto de la enfermedad asociándola al dolor y al sufrimiento.” 

Hablar distinto para educar más

“En definitiva, se trata de palabras que de por sí tienen una connotación negativa y queremos que el cáncer empiece a ser percibido como lo que es: una enfermedad que puede curarse y volverse crónica si es detectada a tiempo. Creemos que ya no basta con hablar de cáncer para concientizar, debemos hacerlo con mayor compromiso, entendiendo que tenemos que ser cuidadosos con las palabras que usamos.” 

“Si hablamos distinto, estamos educando sobre la real situación del cáncer en la actualidad”, finalizan los promotores de la campaña.

PRENSA Y COMUNICACIÓN

Asociación Argentina de Oncología Clínica

OBJETIVOS 2018

OBJETIVOS 2018 

El 31 de Marzo es el Día Internacional de Concientización del Cáncer de Colon. Se utiliza todo el mes de marzo para realizar acciones de prevención en esta enfermedad.

La Sociedad de Cancerología de La Plata junto a Clínica Oncológica Integral han aunado esfuerzos en este mes de marzo de 2018, con el objetivo de concientizar y educar en salud acerca del cáncer de colon, mediante la divulgación de sus factores de riesgo asociados (prevención primaria), como así también los síntomas y signos físicos que puede presentar, de forma que la población participe activamente en el diagnóstico precoz de los tumores (prevención secundaria) y conocer los métodos de estudio.

Estas enfermedades pueden reducirse y prevenirse significativamente mediante la aplicación de medidas de eficacia probadas y accesibles.

Datos generales del Cáncer de Colon 

El cáncer de colon es el 2do tumor maligno más frecuente en ambos sexos. Cada año se diagnostican más de 13.500 casos y es responsable de cerca de 7.600 fallecimientos Es decir unas 18 muertes por día. Las previsiones no son alentadoras ya que en los próximos años aumentará el número de casos.

Detectar la existencia del cáncer de colon en una fase inicial lleva la posibilidad de curación cercana al 90%, pero esta situación solo la observamos hoy entre el 10 y el 20% de los casos. Más del 9 de cada 10 casos se presentan en mayores de 50 años, y el 75% son esporádicos (es decir, no tienen relación a causas genéticas ni historia familiar).

Entre el 80 / 90% de los casos de cáncer de colon surgen de pólipos preexistentes. Un pólipo es un crecimiento anormal de la mucosa del intestino. Con el tiempo, estos sufren mutaciones hasta transformarse en lesiones cancerosas. La transformación de un pólipo en un tumor maligno se produce en años y de manera silenciosa.

Dado el tiempo que tarda un pólipo en malignizarse, este cáncer se puede prevenir mediante la realización de exámenes diagnósticos que permitan el seguimiento del pólipo. Asimismo, la detección temprana del cáncer es fundamental, antes de que invada otras áreas y agrave el pronóstico del paciente.

Los síntomas SON TARDÍOS. Las manifestaciones más comunes se presentan cuando la enfermedad está avanzada y consisten en cambios en la forma habitual de evacuar el intestino (constipación, diarrea o alternancia entre ambas), sangrado en la defecación, dolores abdominales o rectales frecuentes, anemia, pérdida de peso sin razón conocida. Ante cualquiera de estas manifestaciones clínicas, es importante consultar con el médico.

Diagnóstico precoz

  • Personas en riesgo: Toda persona, hombre o mujer, de 50 años o mayor
  • Seguimiento estricto en personas con antecedentes familiares de cáncer de colon o de recto, antecedentes de pólipos, o que padecen alguna enfermedad inflamatoria crónica intestinal.
  • Otros factores de riesgo incluyen diabetes, obesidad, sedentarismo, tabaquismo, consumo inapropiado de alcohol, antecedentes de irradiación por cáncer.

Los estudios para la detección precoz pueden ser:

  1. Test de sangre oculta en materia fecal una vez al año.
  2. Fibrorrectosigmoideoscopía (endoscopía de la última parte del colon y recto) cada 5 años.
  3. Videocolonoscopía cada 10 años
  4. Radiografía de colon por enema con doble contraste cada 5 años
  5. Colonoscopía virtual cada año 

El método ideal para cada persona debe decidirlo un especialista. 

Existen diferentes tipos de tratamientos para el cáncer de colon, dependiendo de la salud del paciente, la ubicación, el tamaño y etapa del tumor. Una opción es la cirugía, que consiste en la extirpación del tumor y de los ganglios linfáticos cercanos al mismo. El tratamiento con quimioterapia implica la incorporación de medicación por vía endovenosa o por vía oral.

Actualmente se destacan las terapias de anticuerpos monoclonales, drogas logradas en base a ingeniería genética, que permiten tratar el cáncer a través de un mecanismo más selectivo que ataca únicamente las células malignas, y preserva las que están sanas. Por su mecanismo de acción, estos tratamientos han mostrado una mayor sobrevida, en combinación con quimioterapia en los estadios más avanzados. En otros casos puede evaluarse el tratamiento combinado o no con radioterapia y otras terapias innovadoras.

El cáncer de colon puede prevenirse en forma primaria (alrededor del 30%) simplemente si se cambian hábitos de vida perjudiciales para nuestra salud, los cuales hoy forman parte de nuestra vida cotidiana.

Medidas de prevención

  • Incorporar hábitos de vida saludables
  • Una alimentación con mayor ingesta de frutas y vegetales
  • Disminución de la ingesta de carnes rojas y grasas
  • Ejercicio físico regular,
  • Evitar el cigarrillo y el consumo excesivo de alcohol.

Mitos y realidades del cáncer de colon

1) No es cierto que el cáncer colorrectal sea generalmente mortal. Alrededor del 90% de estos tumores pueden curarse si se detectan tempranamente

2) No es cierto que afecte más a hombres. Es el único de los cánceres que afecta a ambos sexos por igual.

3) No es cierto que los estudios sean solo necesarios para los que presenten síntomas. En la primera etapa de malignización de los pólipos en general no se presentan síntomas ni signos de la enfermedad (etapa presintomática). Generalmente en esta etapa o estadio la posibilidad de curación es mayor al 90%.

4) No es cierto que los exámenes sean solo para las personas con familiares con cáncer. El cáncer de colon se presenta en más del 90% de los casos en personas mayores de 50 años y en el 75 – 85% de hombres y mujeres no tienen factores de riesgo evidentes. El factor de riesgo es tener 50 años o más, por lo tanto todas las personas a partir de los 50 años deben realizarse algún tipo de estudio de detección precoz.

5) La preparación del intestino es complicada y el estudio doloroso: se recomienda realizar una consulta con el especialista para evaluar las opciones de limpieza del intestino. El procedimiento se realiza con una sedación y dura entre 15 y 30 minutos.

Uno de los principales temores que presenta la gente es el temor al hallazgo de un cáncer, a que el procedimiento sea doloroso o al desconocimiento de los beneficios que otorgan los estudios de prevención. Hoy en día debemos animarnos a hablar de cáncer, desmitificar su

relación con muerte asegurada y enseñar que el cáncer puede curarse en la mayoría de los casos, si se detecta en forma temprana.

Cada individuo debe contar con información veraz y animarse a tomar las riendas de su vida, con una participación proactiva, para convertirla en una VIDA SALUDABLE y reducir este tipo de patologías.

Sobre la Sociedad de Cancerología de La Plata 

La SOCIEDAD DE CANCEROLOGÍA DE LA PLATA es una Asociación Civil sin fines de lucro, fundada en 1.966 con domicilio legal en calle 50 N° 374. Sus fines son científicos para contribuir al estudio y progreso de la Oncología. Hace más de diez años que los integrantes de la Sociedad de Cancerología de la Plata y el Centro Oncológico Integral, llevan a cabo este tipo de campañas, habiendo logrado una gran repercusión en la ciudad y notables resultados en cuanto a la difusión del mensaje que queremos transmitir a todos sus habitantes. Las campañas se desarrollan a través de la programación de diversas actividades con profesionales, voluntarios y colaboradores que aportan su trabajo solidario y desinteresado.

¿SABÍAS QUÉ…?

El cáncer de colon es el tercer tumor maligno más frecuente en ambos sexos (y la segunda causa de mortalidad en la Argentina). Cada año se diagnostican más de 13.000 casos nuevos por año y es responsable de cerca de 6.900 fallecimientos anuales. Es decir unas 18 muertes por día, la mayoría de las cuales podría prevenirse.

Los factores de riesgo más frecuentes, forman parte de tu vida cotidiana. Modificandolos y haciendo los estudios en el tiempo debido podes salvar tu vida. Con chequeo.

  • Factores de riesgo
  • Tener 50 años o más.
  • Antecedentes personales de haber tenido pólipos en el colon.
  • Antecedentes de enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Haber tenido un familiar directo con cáncer de colon.
  • Vida sedentaria.
  • Mala alimentación. Diabetes. Obesidad. Tabaquismo. Consumo indebido de alcohol.
  • ¿Cómo me cuido?

Tomando conciencia de la prevención primaria, adoptándola a nuestra vida cotidiana.

Incorporá hábitos de vida saludable:

  • Aumentá las frutas y verduras en tu dieta diaria.
  • Disminuí la ingesta de grasas y carnes rojas. Realizá actividad física de manera regular.
  • Evita el tabaco y el consumo excesivo de alcohol.
  • Mantené un peso adecuado.
  • ¿Qué estudios permiten detectarlo precozmente?

Se recomiendan de manera rutinaria:

  • Test de sangre oculta en materia fecal – 1 vez al año.
  • Fibrorrectosigmoideoscopía (endoscopía del sigmoide y recto) – Cada 5 años.
  • Colonoscopía – Cada 10 años.

Consultá a tu médico el método más adecuado para vos!

Síntomas

  • Al principio puede no manifestar síntomas. Mayormente se presentan cuando la enfermedad está avanzada.
  • Alteraciones del hábito evacuatorio.
  • Diarreas o constipaciones frecuentes.
  • Sangrado en materia fecal.
  • Pérdida de peso sin razón conocida.
  • ¿Qué es una colonoscopía?

Es el estudio endoscópico que mediante un tubo flexible con una cámara de video permite examinar minuciosamente el colon y el recto, posibilitando la detección del cáncer. Requiere una preparación del intestino y  en  general se  realiza  con  anestesia, por lo que  el paciente no  experimenta  dolor alguno.

  • ¿Por qué es importante realizarme un estudio?
  • Los pólipos y cáncer colorrectal en etapa temprana  pueden no dar síntomas.
  • El cáncer colorrectal  detectado  a tiempo tiene 90% de curación.
  • El 75% de casos de cáncer colorrectal ocurren en personas que no tienen factores evidentes, excepto la edad.